Un ginecólogo revisa en sus intimidades a una señora y le dice sorprendido:
- Señora, usted es... vírgen!
- Si doctor, así es.
- Pero, señora, si usted estuvo casada tres veces, ¿cómo es posible que siga siendo virgen?
- Y mire doctor, mi primer marido era del FREPASO: pura lengua. El segundo era peronista... me rompió el culo!. Y el tercero era radical, cuando estaba arriba no sabía que hacer.

Esposa en ginecólogo

Hudo.es, antes 9 año @ Político

Sponsors de oro

Sponsors de plata

Socios de Medios